Como hacer un masaje erotico para que una mujer llegue al orgasmo

30 agosto 2017
Comparte si te gusta lo que ves ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Tumblr

Sin duda un masaje erotico puede crear una vivencia erótica y relajante tanto para la persona que lo ejerce como la que la recibe. Esta clase de masaje puede relajar el cuerpo de una mujer, a la vez su mente y el espíritu a través del tacto íntimo que sirve para aumentar su libido.

Es importante conocer cómo crear una experiencia ciertamente erótica siendo los juegos preliminares un rol de suma importancia. Esto logrará en ella un buen estado de ánimo y su orgasmo será más fácil conseguirlo.

1.- Crear una atmósfera propicia

Por ejemplo, con la luz de las velas aromáticas para crear un estado de ánimo propicio con una luz tenue y apagar el resto de luces. Se sabe que el prender velas relaja de cierta manera el espíritu y el estado de ánimo mejora. El olor de las velas aromáticas reduce de cierta manera el estrés y ansiedad. También se puede poner música de fondo para dar un toque más agradable aún al ambiente.

2.- Que se sienta a gusto

Asegurarse antes que todo que la chica esté a su gusto en la tarima o cama y que sea adecuada para el masaje. Preguntarle si desea algo cómodo para la cabeza como una almohada o cojín. De antemano haber preparado la cama con sábanas suaves. Necesario tener una toalla encima de la cama para evitar teñirla con los aceites y perfumes que usemos.

3.- Utilizar agradables perfumes y aceites

Un buen masaje erotico debe implicar a todos los sentidos, no sólo darle importancia al tacto.

Un aceite aromático influirá en el masaje si es agradable al olfato de la chica. De allí su importancia. A la vez el aceite reduce la fricción que hay entre las manos y la piel de su compañera. Entre los recomendados estarían los aceites de almendras, girasol, diversas semillas.

4.- Comenzar de arriba hacia abajo

Colocar unas gotas de aceite en las manos y frotar desde la base del cráneo hacia abajo con movimientos circulares. No poner demasiada presión en las manos y en su cuerpo pues le causará dolor. Hacerlo sin perder firmeza. Poner énfasis en el trapecio muscular, la zona del hombro suele ser la más afectado por el estrés.

5.- Trabajar lentamente hacia abajo

Ir masajeando desde la espalda con trazos hacia arriba y abajo. También es recomendable ejercer movimientos circulares. Opcionalmente se puede presionar las palmas de las manos a ambos lados de la columna vertebral, suavemente. Hacer esa acción arriba y abajo a ambos lados de la columna.

También puede dirigir sus manos a las piernas. Una a la vez y frotarlas con aceites de almendras por ejemplo con movimientos circulares llegando incluso a la punta de los pies.

Frotar el pie uno a la vez presionando suavemente los dedos y la planta para llegar a relajar las articulaciones.